BLOG

Chiang Mai 1ª parte

02 dic 2013, Posted by Daniel Zaragoza in Tailandia
Tatuajes Chiang Mai

Nada mas llegar a Chiang Mai  cogemos un tuc-tuc en la estación y nos lleva a Lanna-guest-house, nos la recomendó Lur nuestro amigo vasco. Después de regatear conseguimos la habitación a 200bts. Dormimos un rato pues eran las 6 de la mañana, y nos vamos a desayunar y dar una vuelta por la ciudad. Vemos varios templos, aquí hay más de 300, pero solo entramos en 4 o 5, estamos cansados de tanto templo, son casi todos iguales con el Buda más grande o más pequeño, sentado o tumbado… Pero muy parecidos.

Nos dan un panfleto de una velada de muay thai donde pelea un español llamado Pedro. Decidimos ir a verlo, pero cuando vamos al recinto vemos que han cambiado el cartel y no pelea hoy, nos da bastante rabia pero entramos igualmente. La velada estuvo bien pero tampoco fue para tanto, pelean sobre todo niños y en el combate estelar un americano vapuleó a un tailandés muy malo y entrado en kilos.

Vamos a una escuela de masaje que la lleva David, un español que salió en españoles por el mundo. Se llama Nuam Boran y está en las afueras de Chiang Mai en una carretera, cuando vemos su ubicación no nos gusta pero luego viendo la escuela, la residencia y parte de una clase, pinta bastante bien y decidimos quedarnos.

Todos los alumnos son españoles, Ana una chica de 20 años catalana, Ernesto un andaluz, Antonio es búlgaro pero vive en Castellón , Mer de Mallorca, Richard gallego y Susana catalana. También están la mujer de David el profesor y tres hermanas tailandesas, todas divorciadas. La mas joven Pra pasa bastante tiempo con nosotros y no se pierde ni una fiesta. Las mujeres thais son bastante bagas y se pasan el día tumbadas.

David que mantiene a todas no tiene reparos en criticarlas aunque esté alguien delante. Llega Montse una catalana que hará el curso a la vez que Amara.

Amara se pasa el dia en el curso, mientras yo me quedo en casa estudiando inglés, escribiendo, jugando al poker… Como todavía me duele el cuello el único de ejercicio que puedo hacer es ir a correr, pero al segundo día me duele la rodilla mala y tengo que dejarlo.

Terminan el curso Antonio, Susana, Richard y Ana, y hacemos una cena de despedida en Chiang Mai. David viene a buscarnos a todos a la escuela y vamos 12 personas en su pick-up. La cena está bastante bien, hay un grupo tocando con la música muy alta y casi no podemos hablar entre nosotros. La comida está buena, sobre todo un pescado asado muy picante. Cuando terminamos de cenar vamos de fiesta al centro. Entramos en un pub de regge donde hay un grupo toca música en directo. Estamos hasta la una y salimos fuera a buscar un tuc-tuc para ir a casa. Los tuc-tuc son de 2 plazas pero uno accede a llevarnos a los cinco, hoy es la noche de batir records de personas en un vehículo.

Voy a hacerme un tatuaje a una tienda que nos recomienda Ana, donde han ido varios chicos de la escuela. El tatuador se llama Bo un tailandés entrado en carnes pero muy simpático. Le llevo un dibujo de una tortuga que el caparazón es una calavera. Se lo enseño y le digo que quiero algo similar, mira el dibujo y alguna foto en internet y se pone a dibujar. Al principio no tenía mucha fe en él, estuvo más de una hora dibujando, y cada vez me gustaba mas lo que estaba haciendo. Cuando terminó no tenía ninguna duda de que eso era lo que quería y quedamos para el día siguiente. Acordamos el precio: 4000bts y se puso manos a la obra. Me dolió menos de lo que pensaba ya que me lo hice en un costado y allí la carne es blandita. En tres horas ya había terminado, con un resultado muy satisfactorio, así que pronto me haré otro…

Quedamos en alquilar unas motos para el fin de semana y recorrer los alrededores de Chiang Mai, Ernesto y Antonio tienen una moto a medias, quedamos con Mer y Montse en levantarnos a las 8 para ir a alquilar las motos nada mas que abran, pero habían salido la noche anterior y no se levantan a la hora con el consiguiente retraso. Cuando llegamos al sitio que nos recomendó Ernesto ya eran las 10 y no quedaban motos, así que vamos a otro sitio, Richard que nos estaba esperando viene con nosotros. Aquí solo hay motos automáticas y valen 200bts, 80bts más que en otro. Pero como es tarde decidimos cogerlas, la moto va muy bien, es un poco raro ir por la izquierda y da un poco de miedo el tráfico pero va mejor de lo que pensaba. Mer no ha cogido casco pensando que no pasaba nada, pero las para un policía y les pone una multa de 400bts que se niega a pagarle en mano y la manda a una oficina a que la paguen. Nosotros vamos para la escuela a esperarlas, cuando llegamos Antonio y Ernesto cansados de esperar ya se han ido. Cuando llegan las chicas ya son casi las 12, muy tarde para lo que queriamos hacer. Vamos direccion Mae On donde hay un parque natural que estuve mirando por internet y tiene muy buena pinta. Llegamos a un lago muy chulo, aparcamos las motos y empezamos a andar por un sendero que se adentra en la selva donde vemos cientos de mariposas, cruzamos un río y llégamos a una presa. Cuando llevamos una hora andando decidimos darnos la vuelta y buscar un sitio para comer. No encontramos nada cerca de allí, paramos en varios sitios a preguntar pero no nos entienden, hasta que vemos a un occidental en la calle, le preguntamos y nos acompaña a un sitio que conoce cerca de ahí. El tipo es un americano de unos cincuenta años que lleva un año viviendo aquí. Después de ayudarnos a pedir se va, nos traen unas sopas un poco raras pero bastante buenas. Antes de terminar vuelve el americano y nos invita a comer, insistimos en que pagamos nosotros y nos cuenta que estuvo en España destinado en una base aerea y una vez no tenia dinero para comer, un español le invitó a comer en su bar y así saldaba su deuda. Aún queda gente agradecida en este mundo egoísta en que vivimos y tuvimos la suerte de ser los beneficiarios de su buen gesto. A ver si nos encontramos cada día a alguien así y comemos gratis más veces…

Después de comer vamos a unas aguas termales que quedan cerca, pagamos la entrada y nos decepciona un poco ver que los chorros de agua que se veían en las fotos salen de unas tuberías impulsadas por una bomba y sin mucho esfuerzo por disimularlas. A la vuelta paramos en San Campen donde hay un mercado nocturno que abarca casi todo el pueblo, compramos algunas cosillas y cenamos antes de irnos para casa. Al día siguiente fuimos a Doi Saket un templo a las afueras de Chiang Mai en lo alto de una montaña, hay que subir por una carretera todo cuesta arriba y llena de curvas, pero con unas vistas fantásticas de la ciudad. El templo es uno de los mas visitados de Tailandia, hay que subir 300 escalones y después de pagar la correspondiente entrada puedes disfrutar de los tesoros de su interior. Tuvimos mala suerte con el tiempo ya que estaba cubierto y no pudimos disfrutar de las vistas desde lo alto.

Volví a quedar con Bo para hacerme otro tatuaje, el Buda de Ayuttaya en el hombro derecho. La idea fue de Amara pero como a mi también me gusto y queríamos hacernos un tatuaje que fuera igual me lo hice yo primero. Ella esperó a terminar el curso de masaje.

El fin de semana volvimos a alquilar una moto está en un sitio más barato, la moto nos salió por 120bts, era un tarro con mas años que Cascorro y con marchas sin embrague que entraban súper duras. Compré un mapa de los alrrededores de Chiang Mai y trazé una ruta circular de unos 120km, no conté con las curvas y las subidas que nos ibamos a encontrar. Salimos temprano dirección San Kamphaeng, pasando el pueblo seguimos una carretera comarcal entre las montañas siempre ascendente, la moto empezó a darnos problemas ya que no tiraba en las subidas. Llegamos al parque nacional Mae Trakhrai, vimos un cartel a la derecha anunciando fly on the givon, los givones son una raza de monos y pensando que podríamos verlos cogemos el desvío y vamos por una carretera estrecha entre la selva. El camino es muy guapo, con mucha vegetación y al lado de un río. Es todo cuesta arriba y la moto ya no da más de sí teniendo que bajar Amara para poder subir las cuestas. Decidimos aparcar la moto y seguir andando, después de una hora caminando cuesta arriba llegamos a nuestro destino y casi nos da algo cuando vimos que era un lugar con tirolinas, puentes y cosas así, y por supuesto pagando… Con el disgusto encima bajamos a por la moto y seguimos nuestro camino. Bajando veo lo que creo que son dos givones saltando por las ramas pero pasan tan rápido que apenas son unas sombras desplazándose por las copas de los árboles. Nuestra siguiente parada fue en las aguas termales de Doi Saket que consisten en un lago donde mana agua a más de 100 grados donde la gente cuece huevos y se los come creando un olor a huevo podrido díficil de soportar. Continuamos por una carretera ya mucho mejor hasta Huai Hong Khrai study center. Es un parque guardado con una barrera donde el guarda nos deja pasar con una sonrisa, hay varios lagos de agua cristalina donde se reflejan las montañas de enfrente, sacamos unas fotos preciosas jugando con los reflejos del agua. Al final de la carretera hay un camping que estaba cerrado, inexplicablemente no hay casi nadie en este hermoso lugar. Como es tarde y no hemos comido nos vamos pero decidimos volver al día siguiente a descubrir más cosas. Comemos en Doi Saket, un pueblo muy bonito enclavado entre montañas. Con la tripa aún llena subimos los 350 escalones del templo donde hay unas vistas estupendas de la zona, el templo es de los más bonitos que hemos visto y estamos nosotros solos con los monjes del lugar. Arrancamos la moto ya para ir a casa y hace un derrape raro, bajo a ver que pasa y comprobamos que la rueda trasera esta pinchada, preguntamos a un señor y nos dice que justo enfrente hay un taller, nos acercamos y en 20 minutos y 30bts tenemos la moto lista para continuar…!La suerte está de nuestro lado! En 40 minutos ya estamos en casa cansados por tanta moto.

El domingo fuímos por la carretera buena primero al parque nacional Mae Trakhrai, entramos en un pueblo en medio de la selva donde por como nos miraban los perros y la gente no suele pasar muchos occidentales por allí, vimos el temlplo y caminamos una hora por un sendero que iba cerca del río, la vegetación era muy exuberante y de un verde que recordaba las películas de Rambo. Bajando paramos a comer en un restaurante que estaba en el parque al lado de un río con un puente Tibetano y una cascada. Aparcadas fuera habia un monton de motos de un grupo de Americanos que estaban haciendo una ruta en moto y eso me inspiró para nuestra siguiente aventura… Alquilaremos una moto potente y haremos una ruta por las montañas. Tardaron una eternidad en darnos de comer casi acabando con nuestra paciencia, pero estamos en Tailandia (Sabai, Sabai). Llegamos al Studi Center y hacemos una ruta que está preparada para que los niños aprendan a distinguir las diferentes plantas y muchas de ellas están marcadas con carteles indicando su nombre. Hay que cruzar varios puentes y subimos a un mirador que se eleva por encima de las copas de los árboles y donde se puede admirar la totalidad del bosque. Casi por casualidad encontramos un zoo donde hay animales de varias especies, todos están bastante bien cuidados menos los monos que estaban en unas jaulas muy pequeñas y que no dejaban apenas movilidad a los simios, los cuales tenían una cara de tristeza que te rompía el corazón y te daban ganas de abrir las puertas de las jaulas y liberarlos de esa tortura. Pero estamos en Tailandia y hacer una cosa así supondria la carcel con lo que ello conlleva así que no pudimos hacer otra cosa que irnos de allí y mirar para otro lado. En el zoo había osos tailandeses, ciervos, jabalies, aves rapaces y unos pavos reales que viven en libertad por la zona de unos tonos azules y un gran tamaño. Después de eso nos fuimos para casa con nuestra moto que aunque en algún momento pensé que nos iba a dejar tirados aguantó hasta el final. 

El lunes fuí a hacerme mi tercer tatuaje en dos semanas, una rosa por el nombre de mi madre Rosario y el tallo es una J por el de mi padre Julian. Es mi manera de agradecerles todo lo que han echo por mi ya que sin ellos no hubiera sido posible esta aventura. El domingo Amara se hizo su Buda en el brazo izquerdo uniéndolo a las mariposas que ya tenia. Quedo muy bien y ella muy contenta… Ya vale de tatuajes por ahora…

En la próxima entrada del blog añadiré un montaje de fotos de nuestro paso por Chiang Mai.

  • uxio trader

    Buen post, como siempre es un placer leerte, gracias.

    Responder
    • Daniel Zaragoza

      Muchas gracias!! Para mí es un placer compartir mis vivencias con vosotros.
      Un saludo!!

      Responder

Post a comment